viernes, 16 de agosto de 2013

George Nelson (1908-1986)

George Nelson fue un arquitecto, diseñador, escritor y profesor estadounidense, y uno de los fundadores del American Modernism. Estudió arquitectura en la Universidad de Yale hasta 1931, asistió a la Catholic University de Washington durante un año, y de 1932 a 1934 a la Academia Americana de Roma, ciudad que le otorgó un premio. En 1935 fue nombrado editor asociado de las revistas Architectural Forum y Fortune, promoviendo más tarde las ideas del Movimiento Moderno.

George Nelson, 1965

Entre 1936 y 1941, Nelson y William Hamby dirigieron una sociedad arquitectónica en Nueva York, tras lo cual Nelson de inscribió en la facultad de arquitectura de la Universidad de Yale y desarrolló numerosos conceptos arquitectónicos innovadores, como la calle peatonal de comercios de su proyecto “Grass on Main Street” de 1942. También fue el precursor del concepto de armario empotrado con su Storage wall de 1944.

Storage wall, 1944

De 1941 a 1944 dio clases  en la Escuela de Arquitectura de la Columbia University de Nueva York, y en 1946 entró a trabajar como asesor de interiorismo en la Parsons School of Design de NuevaYork. Ese mismo año sustituyó a Gilbert Rohde como director de diseño en la empresa de Herman Miller, puesto que ocupó hasta 1972.

Durante ese tiempo, Nelson contrató a otros diseñadores con talento, como Charles Eames, Alexander Girard e Isamu Noguchi, para que diseñaran muebles modernos para la compañía. Nelson también creó diseños propios de muebles, como su sistema de unidades de almacenaje modulares apoyadas sobre unos bancos de tablillas (1945), una mesa de escritorio (1946), una mesa con cajones de madera curvada (1949), el sistema de almacenaje Comprehensive (1957), el sofá Marshmallow (1956), la serie de sillas, meas y escritorios Swaged-Leg (1958), la silla y la mesa Catenary (1962), el sofá Sling (1963), y sobre todo, el sistema Action Office I (1964-65).

Sofá Marshmallow, 1956

Sillas y otomana Coconut, 1956

Sistema de almacenaje Comprehensive, 1957

Mesa Catenary, 1962

Silla Catenary, 1962

Sofá Sling, 1963

George Nelson con sus sistemas de escritorio Action Office, 1965

En 1947 creó su propio estudio, George Nelson & Co., en Nueva York, que al asociarse con Gordon Chadwick en 1953, pasó a llamarse George Nelson & Associates. Como diseñador industrial, Nelson creó la melanina Prolon de servicios de mesa para la Pro-Phy-Lac-Tic Brush Co. (1952-55), varios relojes de pared y de mesa para la Howard Miller Clock Company (finales de los años cuarenta y principios de los cincuenta), las lámparas de plástico Bubble (1947-52) y el sistema de barras de aluminio extruido Omni para Dunlap.

Lámparas Bubble, 1947

Lámpara Bubble en la sala de estar
de la Case Study House #8 de Charles & Ray Eames, 1948

Asterisk Clock, 1948

Ball Clock, 1948

Azucarero con tapa y recipiente para nata de Prolon, 1955

Tazones de Prolon, 1955

Nelson también estaba muy interesado en el concepto de arquitectura de productos y en 1957 diseñó la Experimental House, con una cúpula de plástico modular. Nelson propuso el concepto de “ciudad escondida”, en el que los edificios se construyen bajo tierra para crear un entorno más humano. Nelson fue un prolífico escritor y crítico de diseño, y sus ideas, extremadamente innovadoras, ejercieron una enorme influencia. En 1978, por ejemplo, predijo que los avances en la tecnología informática conducirían en el futuro a una “miniaturización, brevedad y desmaterialización”. Era amigo íntimo de Buckminster Fuller y, como él, promocionó la noción, aún vigente, de «hacer mucho más con mucho menos», que significaba que el objetivo último de la tecnología debía ser «hacerlo todo con nada».

Experimental House, 1957

Experimental House plan, 1957

Nelson no fue sólo un diseñador innovador y de un talento extraordinario sino que también fue un pionero en la preocupación por el entorno y un poderoso comunicador de ideas a través de sus escritos y enseñanzas.


Información adicional sobre George Nelson en facebook

No hay comentarios:

Publicar un comentario